lunes, 13 de octubre de 2014

OCTUBRE

La entonación y los personajes (2 de 2)
No hay que olvidar que cada texto tiene un tono: ligero, cómico, dramático, misterioso, triste, etc.  También, que los personajes tienen personalidades (viejos, adultos, malos, buenos, ligeros, pesados, etc.), y que las escenas también pueden variar en su tono (ser más tristes o lentas, más ligeras y rápidas etc.). No es lo mismo leer para niños muy pequeños, con los que la exageración de las situaciones y personajes puede ayudar a captar mejor su atención, que con jóvenes o adultos, con los que debemos ser más sutiles para que nos tomen en serio. No es una regla fija, a veces podemos hacer con los jóvenes y adultos el juego de la exageración, pero con la conciencia de que es un juego y así lo entendemos todos.

video
 
video
 
video
 
video
 
Experimenten y jueguen con las distintas emociones: el suspenso puede darse con un tono bajo y misterioso. La tristeza no siempre son gemidos o lloriqueos, puede hacerse con voz lenta, baja y pausada.  El enojo no siempre significa gritar: podemos apretar los dientes, hablar muy despacio y golpeado o con rapidez y furia.  Cada uno irá encontrando la forma adecuada de representar los sentimientos. Recuerden que no son actores, su misión es "dibujar", por así decirlo el tono del texto y los sentimientos de sus personajes.

Antes de enfrentarse al grupo
Lo que hagamos frente a un grupo dependerá del libro que leamos y de la composición misma  del grupo

- Si vamos a leer un libro ilustrado, es conveniente mostrar las ilustraciones, dando tiempo a que todos las vean.  Practiquen con el libro que vayan a leer para que no se sientan incómodos, las páginas no se les atoren y puedan volver con facilidad al punto en el que se quedaron al mostrar la ilustración

 

o     Si el texto no tiene imágenes, o aún los que tienen imágenes, pero presentan textos largos, es importante levantar la mirada hacia el público. Hay que recordar que levantar la mirada no es sólo mirar hacia el vacío. La mirada debe tocar a los espectadores. Pueden usar las pausas del texto o crear  pausas que le den emoción o interés y aprovecharlas para conectarse visualmente con ellos. Esto significa que hay que conocer muy bien el texto para  poder levantar la mirada y no perderse en los renglones cuando quieran retomarlo.
 
video
 
video
 
La selección de textos


Escoger lo que se va a leer en voz alta puede ser sobrecogedor, sobre todo si nos enfrentamos a una gran cantidad de libros.  Pero escoger el libro adecuado es muy importante para mantener la atención de quien nos escucha.

  •  Lo primero y más importante: escojan un libro que a ustedes les guste. Si ustedes no lo disfrutan, eso se transmitirá a sus oyentes.
  •  Los libros con textos cortos y muchas imágenes son ideales para pequeñitos en edad preescolar.  Sin embargo, con el tiempo,  pueden ir presentándoles libros con textos más extensos.
  • Para niños más grandes, los textos más largos, con menos imágenes pueden atraerlos. Dependerá de lo acostumbrados que estén a escuchar cuento.
  • Para los adolescentes y jóvenes, recomendamos cuentos sin imágenes, pero que los atraigan: aventuras, terror, misterio, amor… No hay recetas, dependerá de qué tanto los conozcamos para ofrecerles lo que pueda interesarles.
  • Los libros ilustrados siempre atraerán a niños y adultos.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario